Planificar tu tiempo

Planificar tu tiempo

Muchas ocasiones por las que se nos dificulta comer más saludable es porque no organizamos bien nuestros tiempos. Por lo tanto terminamos comiendo algo que sea rápido, que esté cerca de nosotros y a lo mejor no es tan saludable. Ya que no sabemos cómo han preparado los alimentos que hemos decidido comer en ese momento y muchas veces el malestar no viene al momento si no mucho después. Y es cuando comemos algún alimento, nos hace daño y le echamos la culpa de nuestro dolor; y optamos por eliminarlo de nuestra dieta. Pero no nos ponemos a indagar porqué es que ahora me estoy sintiendo mal.  El problema pudo haber sido de una comida días antes y ni siquiera sospechamos de eso. Por eso te invito a que inviertas un poco de tu tiempo en  planear tus comidas; te va a ayudar a incorporar hábitos saludables en tu vida.

¿Cómo hacerlo?

  • Dedica  medio día o día entero si lo crees necesario para planear los platillos que te gustaría preparar.
  • Revisa tu agenda para saber si habrá días en que estés todo el día fuera de casa (en ese caso puedes preparar algo que sea fácil de llevar: como comida rápida pero saludable).
  • Piensa si vas a poder calentar tu comida, tener un espacio agradable para comer, lugares abiertos (lo digo por los olores de la comida; si quieres pescado; no sería una buena opción si vas a comer en lugares cerrados; es importante respetar  el espacio de los demás).
  • Dejar picado, pelado o preparado los ingredientes que vas a utilizar en los platillos que vas a cocinar.

Ejemplo: fruta picada en recipientes (lista para llevarse por si algún día se te hace  

tarde y ya sólo tomas la fruta preparada y listo).

*Puedes optar por preparar diferente fruta y dejarla en los recipientes y también

otro recipiente con una mezcla de frutas para que haya  variedad.

*También aplica con las verduras, hojas verdes, granos, semillas y frutos secos.

Todo esto lavado, desinfectado o en proceso de remojo (como en el caso de las

semillas y nueces ya que tu cuerpo lo va a digerir mejor y obtienes los nutrientes

necesarios).

*Los frutos secos, semillas, nueces y frutas son una excelente opción para los antojos que te surjan durante el día. Estos son más fáciles de transportar ya que ocupan menos espacio; los puedes llevar en un recipiente (uno que ya tengas en casa para reusar el plástico o en alguna bolsita de tela para evitar las bolsas de plástico).

 

Al principio te puede parecer que requieres de mucho tiempo y organización para hacer todo esto;

pero recuerda que estás preparando para ti o tu familia y ustedes van a saber perfectamente cómo fue el procedimiento de los platillos. Además de que los vas a preparar con amor y se va a notar en el sabor.

 

¡Tú puedes hacerlo!



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *