Doy la bienvenida a lo nuevo

Doy la bienvenida a lo nuevo

Aprovechando que estamos iniciando un mes nuevo; es ideal  recibirlo con un espacio limpio, fresco, amoroso y acogedor.  Y esto lo podemos aplicar también cuando queremos que una pareja llegue a nuestra vida; y muchas veces nos cuestionamos ¿por qué es que no llega? O sí llega podemos pensar “pero no es como lo quería”,” como la quería”. Bueno es a lo mejor porque no estás enviando las vibraciones adecuadas o actuando acorde a tus deseos. Con cosas materiales vamos a ejemplificar esta situación: supongamos que quieres ropa nueva pero no hay espacio en tu clóset ya que está atascado y a lo mejor muchas piezas de ropa ni siquiera te la pones porque te cuesta liberarte de ellas. No va a ser posible que pueda entrar ropa nueva si no estás dispuesta a deshacerte de prendas.  Pasa lo mismo con las relaciones sólo que a veces se nos puede hacer un poco más complejo ya que no logramos comprender el porqué de dicha situación.

Por lo que a continuación te voy a mencionar algunos consejos que puedes aplicar y verás como las cosas cambian.

Saber perfectamente lo que quieres. Este es un punto esencial para atraer a la persona que quieres dentro de tu vida. Ya que si no sabes lo que quieres la vida no sabe qué exactamente enviarte y es cuando puedes conocer a personas, sales pero no es lo que estás buscando y eso es porque no lo has definido; así la vida tampoco te puede ayudar: ella te envía opciones pero no lo que quieres. Te recomiendo una técnica que ya puedas conocer pero aún así muy poderosa: la escritura. Escribir las características físicas que te gustaría, sus cualidades hasta las características espirituales. También es súper importante el ser específica (o) en lo que no te gustaría de la persona; lo que puedes negociar y lo que definitivamente no puedes negociar porque no va contigo. Ejemplo : quiero una persona que sea más alto que yo, que cuide de su cuerpo… que respete mi práctica espiritual diaria.. que me apoye; no puedo compartir mi tiempo con una persona que no se preocupa por los demás, que sólo piensa en él (ella), que no crea en un Ser superior…. . De esa manera tú puedes anotar cómo te gustaría que fuera tu compañero(a) así sea por el tiempo que le corresponde estar contigo.

Escribe todo lo que te gustaría de tu pareja.

Liberarte del pasado. Esto podría parecer un poco difícil ya que en este punto entran más factores: el soltar el pasado y dejar que las cosas fluyan no es tan sencillo como se dice. Ya que depende de tus experiencias del pasado: de las carencias que pudiste haber pasado en la infancia y no sólo económicas sino también emocionales, del apego que se ha implantado en tu subconsciente de no querer soltar las cosas y por ende las personas. Por lo que antes de que entre una nueva persona a tu vida te aconsejo que lleves tu proceso de duelo de la ex pareja, de que lo vivas, de que lo sufras y de ahí vuelvas a resurgir con nuevas y renovadas herramientas que te dejó esa experiencia (ten en mente que no “es mala suerte” son sólo experiencias que le toca vivir a tu alma para que siga su camino de la mejor manera). Podrás decir “pero ya nos separamos y ya lo (a) olvidé, pero al universo no lo podemos engañar y si sigues pensando en esa persona con sentimientos de apego, de tristeza de que ya no están juntos o de arrepentimiento de cómo sucedieron las cosas. La vibración que le estás enviando al universo es de carencia y mientras aún así tú quieras manifestar en el plano físico una pareja; no va a llegar la adecuada para ti con ese sentimiento de vacío, de que te falta algo, de carencia. Uno no atrae lo que quiere sino lo que vibra; por lo que revisa qué es lo que estás transmitiendo a la vida.

Conviértete en la persona que quieres atraer. De aquí recordé algunas imágenes que luego hemos visto en las redes sociales de que colocan una imagen de chicas o chicos con lo que se considera para algunos un cuerpo perfecto y que quieren encontrar una pareja así. Y la controversia es que las personas que quieren ese ideal de pareja no se parecen ni tantito a la imagen. Por lo que en este punto te recuerdo que las características que estás buscando en una pareja debes asegurarte que tú las tienes o estás trabajando en ello. Porque recuerda que tus pensamientos y acciones deben de ir en congruencia para poder materializar lo que quieres. Si tú deseas que tu pareja sea: cariñosa, detallista, atenta, que cuide de su cuerpo, amorosa; pregúntate: ¿acaso yo tengo todas esas cualidades que estoy pidiendo? Y de ahí puedes darte cuenta si hay algo en lo que tú debas de seguir trabajando para obtenerlo y que haya una congruencia entre lo que quieres y lo que tú también puedes ofrecer.  Si tú te amas, te cuidas, te respetas en todos los sentidos por supuesto que la vida te va a enviar personas que resuenan con ese nivel de vibración que estás viviendo.

Estas son algunas de las sugerencias que puedes ir tomando en cuenta si quieres que una pareja nueva llegue a tu vida. Y algo que también es primordial es que debes de sentirte merecedor(a) de poder compartir tiempo o parte de tu vida con esa persona que quisieras. Conforme vas creciendo espiritualmente; te vas respetando, aprendes a amarte y a valorarte para que las personas que se te acerquen también lo hagan porque esa es la forma de cómo te tratas y no esperas menos de las otras personas que quieran formar parte de tu círculo. Deseo que seas la persona que tu pareja desea compartir su vida.

El amor verdadero hace milagros, porque él mismo es ya el mayor milagro.

Amado Nervo

Recuerda tú tener todo lo que pides en tu pareja.

 



10 thoughts on “Doy la bienvenida a lo nuevo”

  • Me parece muy interesante lo que dices, creo que muchas veces buscamos en una pareja características que nosotros no tenemos y queremos que esa persona especial sea el reflejo de todas las carencias que nosotros tenemos, muchas veces también tenemos en nuestra vida personas que no son 100% afines a nosotros, pero que Vaz amando, aceptando y queriendo.

    • ¡hola Nancy! Si, de acuerdo con tus palabras, queremos llenar las carencias que nos hacen falta con otra persona o queremos que esa persona las llene. Pero es nuestro trabajo, suplir esas necesidades.

  • Totalmente de acuerdo contigo yo en algún momento de mi vida hice eso, pero cuando estaba embarazada, yo misma describí y ami bb y así nació tal cual lo pedí y todo tiene que salir de los mas profundo de tu alma o ser algo así como el superconciente para que se haga todo lo que tu mente desee.

    • Wowwww! Thelma, qué padre lo que me compartes de tu bebé; en efecto que las visualizaciones junto con la escritura es maravillosa y me alegra tanto que se te haya concedido lo que querías.

  • Estoy totalmente de acuerdo, desde muy chica he aprendido eso y lo pongo en práctica, he aprendido que si quiero a alguien que sepa cocinar, yo también debo saber hacerlo; si quiero a alguien delgado, fuerte, que haga ejercicio, yo también debo hacerlo; que si quiero a alguien que se esfuerce en sus principios hacia con Dios, yo también debo hacerlo.
    Atraemos lo que somos, y es algo que me gusta
    A veces dicen que uno se busca lo que quiere, sea malo o bueno, pero es la realidad.

    • ¡hola Abish!Qué bueno que apliques primero en ti lo que quieres atraer, de esa forma serás un imán para lo que quieras en tu vida. Gracias por tus comentarios.

  • Hola, es muy cierto eso de que si buscamos algo de una pareja debemos ofrecer lo mismo, ser recíprocos en en el decir y el actuar . Aunque lo que realmente me da vueltas en la cabeza es el soltar el pasado, creo que es uno de los aspectos que más se me hacen difíciles, ¿cómo superarlo y dejarlo atrás?, ¿por qué cuando creo que ya he conseguido avanzar así de la nada regresa un suceso, un recuerdo con tanta potencia, con tanta fuerza, que te hace tambalear y preguntarte si llegara un día en que ya no te duela , y no hablo precisamente de un relación amoroso, si no de cualquier otro suceso de la vida.

    • ¡hola Diana! Tocas un tema que es importante : el soltar para permitirte fluir. Se requiere de realizar un trabajo emocional para que poco a poco se vaya disipando ; sin olvidar tomar en cuenta el aprendizaje que nos ha dejado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *