Agradecimiento a los padres

Agradecimiento a los padres

“Enseña al niño el camino que debe seguir, no se apartará de él mientras viva.”

Proverbios

 

Aprovechando que es el mes de junio y es la celebración del día del padre quiero expandir el agradecimiento a los padres. Tal vez no muy a menudo agradeces a tu padre por todo lo que te ha dado y también por lo que no te dio pero de seguro que sí hubo y hay muchas enseñanzas. A lo mejor sí tienes recuerdos de tu infancia; que jugaba contigo, que te consentía, que te compraba cosas pero también que te regañaba, que se molestaba por algunas contestaciones que le dabas, que te preguntaba por tus calificaciones en la escuela y muchas veces te enojabas porque creías que era injusto y que te exigía mucho; pero quiero decirte que solamente hizo lo mejor que pudo con las herramientas que tenía en ese momento. Aún así es importante el agradecimiento a tu padre porque fue tu alma la que lo escogió para que fuera tu padre en esta vida. La relación que lleves con él va a influenciar en muchos puntos importantes en tu vida: tiene que ver con la abundancia y no sólo económica sino de todas las áreas. Con la relación que lleves con tu pareja (si eres mujer, en cómo te relacionas con los hombres y en la fuerza que muestras hacia la vida). Ya que el padre es la fuerza, el valor, la seguridad que te transmite para que así tú te dirijas en la vida.

 

+Agradecimiento porque te dio la experiencia más maravillosa que hay: tu vida. Gracias a él estás aquí disfrutando, aprendiendo, evolucionando y viviendo de la mejor manera que tú crees que es posible.

Tu padre te dio la experiencia maravillosa de vivir.

+Reconoce qué puntos admiras de tu padre. Puedes hacer una lista de las cualidades que le veas y por lo que lo admiras; no es necesario que se los digas pero escribirlos ayuda mucho. Te va a ayudar a recordarte y recordar a la vida porque él fue tu padre.  Como trabajo más profundo de agradecimiento y elevar tu vibración puedes leer esa lista por 40 días para que sea un proceso mejor desarrollado y que quedé grabado en tu memoria. Cuando agradeces por lo bueno, la vida por ende te va a mostrar un padre aún más maravilloso.

+Por su tiempo que pasó contigo. Ya que te dio algo que no se puede comprar y es el tiempo. A lo mejor piensas en este momento que no fue suficiente pero recuerda que fue el suficiente que tú necesitabas para trabajar lo que a tu alma le tocaba en esta vida.

+También por lo que no te dio: en este momento puedes recordar todas las cosas que querías y que no te dio, por los permisos negados que te daba cuando tú querías hacer o salir y él no te lo permitió. Esto te ayuda a comprender a las personas que actúan como mejor creen que deben de hacerlo; también a cultivar la paciencia, tolerancia y aprender que las cosas no siempre salen como a uno le gustaría. Porque en edad adulta si no cultivaste estos valores te va a costar un poco de trabajo cuando te enfrentes a situaciones difíciles. Toda experiencia que vivimos tiene un trasfondo y aprendizaje.

Por esto y más experiencias que hayas vivido, lo importante es comprender que tu padre actúo de la mejor manera posible. Agradecer por lo que es, por lo que te pudo proporcionar y también lo que no. Todo sucede por algo y ahora tú estás en esta vida viviendo una vida maravillosa si así tú lo decidiste.

 

Tu padre hizo lo mejor que pudo.

“Mi vida ha tenido problemas, pero no son nada comparados con los que afrontó mi padre para lograr que mi vida empezase”

Bartrand Hubbard



12 thoughts on “Agradecimiento a los padres”

  • Muy agradecida con el artículo, mi padre se fue cuando yo era muy bebé, pero le agradezco mucho que haya permitido que estuviéramos juntos, hay muchos que separan a los hijos de la madre y el.mio nos permitió tener una madre valiente, esforzada,buena y amorosa. Se que el vive y desde mi corazón lo he perdonado y lo Bendigo pues se que tiene mas hijos y que ellos tienen un padre.

    • ¡hola Miriam! De antemano muchas gracias por compartir esta experiencia tan íntima y personal. En definitiva es importante estar bien con los padres y que tú hayas llevado un proceso para sanar esa relación con tu papá.

  • Gracias a Dios he tenido a una mujer a mi lado como mamá, mi padr se fue cuando yo era bebé y mis hnos de 6 y 7 años.
    Pero he aprendido algo con mi mamá, algo con lo que concuerdo con tu post.
    Ser agradecida por lo que me dió: la vida
    Y por lo que no me dió pero me permitió ver más allá gracias a sus acciones.
    Ahora comprendo que también soy responsable de mi mamá, así como ella fue responsable por nosotros.
    Muchos hijos se van y dejan a sus padres a un lado, negando u olvidando sus esfuerzos y sufrimientos por ayudarnos a salir adelante.
    Mi mamá, soltera, luchadora, nada la detiene, es valiente, es feliz, y sé que soy responsable de su cuidado, y no es una carga, es un gozo.
    Amar a los padres por lo que te dan y no te dan. Siempre dar gracias 😀

    • ¡hola Abish Santos! En verdad que hermosa reflexión y comprensión de tu parte que me compartes. Y que a pesar de lo que comentas de tu padre , tengas otra perspectiva de sus acciones. Indiscutiblemente estoy de acuerdo con todo lo que compartes. ¡bendiciones!

  • Nuevamente nos compartes un aspecto muy importante de la vida humana. Es triste observar que en las nuevas generaciones se han perdido valores y costumbres respecto a las figuras paternas. Por ejemplo, me doy cuenta que ahora varios hijos jóvenes ya no valoran el esfuerzo de los padres, no honran los bienes que ellos han construido como legados… Aunque también los nuevos padres han perdido un poco el amor al trabajo, a la productividad, las madres jovenes ya no cocinan para transmitir emociones, etc… Sin duda hay que rescatar la importancia de amar y respetar a nuestros padres y también esfuerzarnos por ser unos padres dignos…

    • ¡hola Mari! Retomo la parte en que dices que hay que rescatar el amor y respeto hacia nuestros padres ya que ellos son los que nos dieron la vida (algo que sin lugar a duda no tiene precio). Y en efecto uno esforzarse para ser un buen modelo (en el caso si es uno padre). ¡gracias por compartir!

  • ¡Qué bonito artículo Yeymi! Es curioso que hice esa lista de cosas buenas de mi Mamá, también la haré sobre mi Papá. Creo que es difícil sentirse enojado con alguien que ya no está, de alguna forma culturalmente sentimos que es irrespetuoso, así que me gusta mucho que en terapia podamos trabajar sin prejuicios. En definitiva, la frase con la que cierras el artículo dio en el clavo a mi situación, me identifiqué mucho. Gracias por la reflexión.

    • ¡Hola Geovanna!

      Qué alegría que lo hayas disfrutado y también que puedas realizar las actividades sugeridas; todo esto con el fin de que tu alma se sienta más tranquila, agradecida y feliz. Y además que cuando trabajas con la figura paterna aunque ya no se encuentre en este plano terrenal le llega tu buena vibración y tu luz. Todos estamos conectados.

      ¡Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *