Las emociones y el peso

Las emociones y el peso

En esta semana he estado compartiendo en mis redes sociales afirmaciones y  pensamientos positivos  acerca de la salud, de amar tu cuerpo, de estar satisfecho (a) con cada año que se refleja en tu cuerpo y de nutrirlo con lo mejor (tanto alimentos como pensamientos y emociones).  Ya que todo lo que hagas y lo que no hagas se verá reflejado en ti, en tu cuerpo y en tu salud; por supuesto. Por lo que te quiero  dar unas recomendaciones para ayudarte a mantener buena salud, buenos hábitos, ser constante y también te ayuda si quieres bajar de peso. Recuerda que somos holísticos (un ser completo que se nutre de todo para reflejarlo interiormente como exteriormente). Además en esta vida sólo tienes un cuerpo; así que mejor darle lo que te pide (el cuerpo es sabio por naturaleza y pide siempre lo mejor).

  1. Empezamos con proporcionarle alimentos que provengan de la naturaleza. La mejor alimentación es la que le siente bien a tu organismo; de ahí la importancia de tener una buena conexión contigo, con tu esencia, con tu ser. Es como la relación con una pareja: si sabes escucharla, la cuidas, la procuras y le das lo que sabes que la hace feliz perdurará; o de lo contrario esa relación se va a deteriorar. Algo similar con tu cuerpo; él te “habla”, te indica lo que le sienta bien y lo que no: hay momentos en que te pide que modifiques tu alimentación y cuando no lo escuchas es cuando empiezan a aparecer malestares, no la escuchas: las enfermedades y luego uno se pregunta: ¿pero porqué? La sugerencia: los alimentos los más limpios posible(es decir no alimentos procesados que encuentras empaquetados y con caducidad por mucho tiempo). Una fruta no te dura semanas; por lo mismo; es natural y proviene de la naturaleza.

    Alimentación lo más natural posible.
  2. Seguimos con mover ese cuerpo hermoso que lo requiere. Recuerdas cuando eras niño(a) o cuando observas los niños; su naturaleza es estar en constante movimiento y ¿por qué?: por la sencilla razón de que ellos sí escuchan lo que les pide su cuerpo y lo hacen simplemente. De ahí la importancia de que realices una rutina de ejercicio a diario. Hay muchas opciones para lograrlo dependiendo de tus tiempos, tu trabajo y tu economía. Ejemplo: caminar 10 minutos a diario (recuerda hacerlo relajadamente; ya que si estás tomando en cuenta la caminata para llegar a tu trabajo o trasladarte a otro sitio; tal vez lo hagas estresado (a) y realmente no funciona así). El cuerpo necesita tu atención plena y el disfrute de hacer ejercicio no por obligación (tus células sienten todo lo que le transmites). Elige una rutina que te guste, que disfrutes y que sea adecuada para tu estado de salud y cuerpo; hay infinidad de opciones de ejercicio tanto que requiera inversión económica como gratuitas. El Universo es pleno y abundante.
  3. Atención plena a la hora de comer. En esta época en que estamos viviendo con tanta facilidad de acceso a la tecnología, redes sociales y facilidad de comunicación con personas que pueden estar al otro lado del mundo; uno de repente se ve inmerso en ellas. Recordemos que ellas están para facilitarnos la vida no para vivir en ellas. Por lo que la sugerencia es: tus momentos de comida hacerlo de forma consciente de lo que estás comiendo, de quien está enfrente de ti, de lo que hay alrededor, de cómo tu cuerpo está recibiendo esos alimentos que le estás dando. También otra sugerencia que hacen las personas más longevas (las de las zonas azules) es que no te llenes totalmente; es decir que te quede un pequeño hueco en tu estómago. De esta forma si más tarde te ofrecen un aperitivo tu estómago lo podrá disfrutar.
  4. Ahora si logras mantener los hábitos anteriores: alimentación natural, ejercicio, atención plena y dejar un hueco en el estómago; ya te podrás hacer consciente de que tus pensamientos y emociones son mega importantes para mantener un buen estado de salud, un peso adecuado y un cuerpo hermoso tanto interiormente como exteriormente. Ya que uno puede llevar una dieta muy buena, muy natural y nutritiva pero hay que poner atención a cómo son tus pensamientos: es decir, ¿emites juicios de otras personas?, ¿criticas?, ¿haces comparaciones?, ¿te comparas con otros?, ¿hablas mal de otras personas o de ti mismo (a)?; por resonancia tu cuerpo, tus células y todo tu organismo se está alimentando de eso y la alimentación sana que le estás dando no será tan beneficiosa como tú crees. Por lo que hay que trabajar con esas emociones y pensamientos para que sean lo más amorosos posibles tanto contigo como con los demás.

    Persona feliz, célula feliz, cuerpo feliz.

A lo mejor te puede parecer que son muchas cosas las que se necesitan para mantener un buen estado de salud pero te recuerdo que es tu cuerpo: tu templo: tu máquina que te permite hacer lo que quieras, al igual que experimentar placer; por lo tanto se lo merece todo. Te invito a que lo pongas en práctica y por supuesto que verás resultados; los sentirás.

“Un hermoso cuerpo promete un alma bella.”

Sócrates



28 thoughts on “Las emociones y el peso”

    • Me llamo mucho la atención este post. Ya que yo hace tiempo pesaba 64 kg midiendo 1:55 un día me tomaron una foto en la cual me di cuenta que estaba muy gordita, esa foto fue mi motivación baje 10 kg, y ahora me siento muy contenta,esa foto la puse en mi espejo para recordarme cada día lo que no quiero volver a ser, hago una hora de ejercicio diaria como saludable, y ahora ya sé cuándo mi cuerpo me dice no, descubrí que las verduras y frutas son tus amigas, lo que ahora como se ve reflejado todo en mi, no solo en eliminar esa grasita, me llevo a tener un mejor cutis, uñas saludables y verme mejor, para estar mejor conmigo mismas, para vernos mejor para nosotras, para sentirnos bien y vivir más plenas, encuentren su motivación para ser saludables es tu cuerpo y tu decides quererte o no…

      • ¡hola Marisol! Me encanta que nos compartas tu experiencia de como hábitos conscientes te ayudaron a mejorar tu salud y cumplir objetivos. Y si concuerdo contigo cuando mencionas que las verduras y frutas son tus amigas. En efecto, están para consentirnos.

  • ‘Las emociones y el cuerpo’, me hizo recordar todo antes de la universidad, practicaba mucho yoga y era super delgada, no sabía que era el estrés.
    Entrando a la universidad: dolores de cabeza, un rebote fuera de lo normal, etcétera.
    Es importante saber escuchar nuestro cuerpo, estos días me ha estado pidiendo vegetales (algo raro en mi), y quiero vegetales jeje!
    Pero es muy cierto, muchas veces nos enfocamos en ver por los demás tanto para ayudarles y nos olvidamos de nosotros mismos, a veces, nos enfocamos mucho en el trabajo, la escuela, la familia, y no en nosotros.
    Me animaste a realmente regresar a mi peso anterior (bueno, el peso ideal) y a dejar de estresarme jaja!

  • ¡hola Abish! qué padre escuchar que quieres retomar una mejor relación con tu cuerpo para alcanzar tu peso ideal y como lo mencionas: el yoga es una maravillosa técnica que te ayuda a que se relaje tu sistema nervioso, te mantengas en tu peso y además que logras una reconexión con tu ser. Ojalá puedas retomar esa práctica tan hermosa.

  • Gracias, una vez leyéndolo son cosas tan sencillas que deberían ser hábito. Es tan cierto eso de que ahora con la falta de tiempo y la abundancia de tecnología dejamos der dar la atención necesaria a la hora de comer.

  • La relación que mencionan entre el peso y las emociones es muy interesante, habemos muchas personas que toda la vida hemos hecho ejercicio y aún así nos cuesta trabajo bajar de peso, cambiamos nuestros hábitos alimenticios y nada, pero ahora con esta información trataré de poner más atención en lo que pienso respecto a mi y a las demás personas sobre todo dejar de criticarme, es que tengo una creencia muy arraigada de que mi madre siempre me comparó en todo con cualquier persona y siempre salía yo perdiendo, pero estoy trabajando en eliminar esa creencia, me encantó este artículo, GRACIAS por transmitirnos sus conocimientos.

    • ¡hola Mary! muchas gracias por compartir tu sentir y emociones con respecto al tema; y con lo que mencionas que traes arraigada una creencia de niña si es importante que la sigas trabajando como comentas ya que en momentos pueden ser muy poderosas y si llegan a afectarnos. Me alegra que busques tu sanación. Te invito a ver mis vídeos que vas a encontrar información que será de ayuda.

  • Con este post recordé la conexión tan fuerte que existe entre nuestro cuerpo y nuestras emociones. Generalmente cuando enfermamos o adquirimos alguna condición (como el aumento de peso) lo adjudicamos a agentes externos, como los alimentos, la contaminación, los químicos, radiación, etc…. pocas personas consideran el ambiente interno, no somos conscientes de que nuestro sistema emocional puede afectar o transformar nuestro cuerpo a niveles insospechables hacia lo positivo o negativo. Hagamos una revisión constante de las emociones que experimentamos y el porqué están presentes.
    Gracias!

    • ¡hola Mari! si la conexión es súper importante y todo va de la mano como lo mencionas. Recuerda que todo es energía y todos estamos relacionados. Influye tanto lo que nos llevamos a la boca, como lo que vemos, lo que oímos, lo que pensamos y sobre todo; la manera en que lo procesamos. Estoy de acuerdo en la revisión constante de nuestras emociones.

  • Cuanta razón hay en tu blog, hace algunos años cuando estudiaba mi carrera , tenia tanta energía, mi maestra nos hablaba siempre en positivo, ya en esa época tenia 3 hijos hermosos 2 en la escuela y 1 bebe, hacia 2 horas de ejercicio comía bien y me sentía muy bien, fue cuando termine .i carrera la muerte de mi abuelo ,que fue como un padre , completamente inesperada y a los 2 meses la muerte anunciada de mi suegro que tenia cáncer, que me fui directo a la depre, gracias a que tengo un esposo hermoso pude dar el paso nuevamente hacia la luz y la comida me ayudo muchísimo, no entendía por que mi. Cuerpo pedía fruta y ciertas carnes, pero gracias a esto ahora lo entiendo.
    Gracias

    • ¡hola Miriam! Muchas gracias por compartir tu experiencia y también eso nos ayuda a agradecer a las personas que nos envía la vida como apoyo en los momentos que no son tan fáciles. Como tener el apoyo de tu familia (tu esposo y tus hijos). Y también el apoyo que nos pide nuestro cuerpo en todo momento. ¡que gusto que compartas!

  • Hola
    Al leer el título pensé que ibas a hablar de como tus emociones (alegría, tristeza, ansiedas, entre otras) modifican tu peso ya sea si subes o bajas pero a pesar de eso me gustó. Por estos últimos cuatro años mi estilo de vida fue muy ajetreado, comía cuando podía y lo que podía, al igual que dormía pocas horas y debo decir que me acostumbre a eso pero si me sentía cansada. Ahora que ya dispongo de más tiempo comencé a hacer ejercicio y comer dos comidas al día y un aperitivo, soy más constante y la verdad tienes razón, me siento mucho mejor ahora con mi salud y soy consciente un poco más de todo.

    • ¡hola Diana! Me alegra que hayas podido ver un tu vida un antes y un después con sólo mejorar unos hábitos. Tienes razón en cuestión a cuidar lo que comemos y al igual que ejercitar ese cuerpo; que de hecho está programado para estar en movimiento ; me agrada mucho que ya te sientas mucho mejor. ¡gracias por compartir!

  • Al leer este artículo me doy cuenta todas las señales que me ha mandado mi cuerpo a lo largo de unos años y yo, no le he hecho caso y mucho menos e prestado atención a esas señales.
    De verdad antes que comía sano, sin comida rápida, sin alimentos congelados y protección cesados, hacia ejercicio, tomaba agua, meditaba, mi vida y mi cuerpo fluían en armonía, pero ahora en estos 3 años que he cambiado mis hábitos por los de mi esposo, mi vida, cuerpo y salud son un caos.
    Gracias 🙏💕
    Regresaré a tomar las riendas de mi vida

    • ¡hola Mariajulia! Si recuerda primero ser amorosa contigo para poder iniciar un cambio de hábitos y que logres mantenerlos por cada uno de tus días; con el propósito de disfrutar más de tu vida.

  • Al leer el artículo me doy cuenta que a lo largo de 5 años mi cuerpo me ha Estado mandando señales bien claras que yo no he querido escuchar ni le he querido dar importancia, pero que hoy me están cobrando una factura muy cara. Antes de casarme comía muy sano, natural, orgánico; hacia ejercicio, meditaba, desde que me casé tomé los hábitos de mi esposo, comida procesada, gradas, chatarra, cero ejercicio y una vida sedentaria . Pero ahora entiendo que debo regresar a mis hábitos de antes para cuidarme y estar sana

  • Me llamo mucho la atención este post. Ya que yo hace tiempo pesaba 64 kg midiendo 1:55 un día me tomaron una foto en la cual me di cuenta que estaba muy gordita, esa foto fue mi motivación baje 10 kg, y ahora me siento muy contenta,esa foto la puse en mi espejo para recordarme cada día lo que no quiero volver a ser, hago una hora de ejercicio diaria como saludable, y ahora ya sé cuándo mi cuerpo me dice no, descubrí que las verduras y frutas son tus amigas, lo que ahora como se ve reflejado todo en mi, no solo en eliminar esa grasita, me llevo a tener un mejor cutis, uñas saludables y verme mejor, para estar mejor conmigo mismas, para vernos mejor para nosotras, para sentirnos bien y vivir más plenas, encuentren su motivación para ser saludables es tu cuerpo y tu decides quererte o no…

  • Sin lugar a dudas y por que lo e vivido en mi, las emociones forman parte de nustr( cuerpo, y así como pueden ayudar algunas en momentos felices, los momentos malos pueden perjudicar a nuestro cuerpo. El estrés, no descansar, pueden llegar a aumentarnos de peso, en algunas personas, no en todas.
    Gracias Yeimi

    • ¡hola Brenda! en efecto hay varios factores que pueden afectarnos para no poder disfrutar de una buena vida en todas las áreas y es nuestro deber cuidar de ella.

  • ¡Esto es taaaan cierto!
    Pero lo que más me sorprende y de lo cual he sido testigo, es como las emociones impactan en este sentido, la ansiedad me hace comer, la depresión me ha hecho bajar muchísimos kilogramos en menos de un mes, el sentirme tranquila me mantiene en el peso que me encuentre sea alto o bajo
    Así que, en mi persona, lo que tengo que trabajar de forma consciente, así como lo manejas, es mi estado de ánimo
    Gracias 💜

    • ¡hola Guadalupe! Lo importante es que tú ya has detectado que las emociones son primordiales para que puedas estar en un estado de paz y disfrutar de tu día.

  • Somos emociones y todo lo que hay en nuestro interior se refleja en nuestro exterior… el ritmo de vida que la mayoría tenemos complica que podamos llevar una vida más sana, pero es algo en lo que debemos invertir tiempo y dinero, no sólo para evitar y/o combatir el sobrepeso, sino por salud! Gracias, te seguiré leyendo!!! 😊

    • ¡hola Ana! Tienes razón: somos emociones, por eso es lo que somos seres sintientes ya que nos movemos de acuerdo a nuestras emociones; por lo que es indispensable que aprendamos a manejarlas de la mejor manera.

  • Cierto!!! Son hábitos sencillos pero con el paso del tiempo, el trabajo y la técnologia es complicado llevar a cabo, pero cierto, si yo no cuido mi cuerpo ahora, el tiempo pasa rápido y las enfermedades comienzan a hacerse presentes, así que a tomar nota y cambiar hábitos saludables y cambiar por mi!!!

    • ¡Hola Mirna! Los hábitos son indispensables y de gran ayuda si elegimos los mejores para nuestro cuerpo y entorno;me agrada que te anime a retomar buenas elecciones. ¡saludos!

  • Hola, entre aquí sin saber lo que encontraría, me ha parecido muy interesante y los temas son motivadores.
    Este artículo en especial me hace reflexionar en lo importante y único que es mi cuerpo, mi templo y el único que tendré. Y la manera como lo afecto al alejarme de los alimentos nutritivos y de calidad que requiero.
    Estoy haciendo todo mal y a largo plazo se reflejará.
    Hacer conciencia no lo es todo, es actuar y trabajar en ello.
    Me ha gustado este espacio. Hay mucho que leer y aprender. Gracias.
    .

Responder a Lizzie Zamora Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *