Mi ciclo lunar y yo

Mi ciclo lunar y yo

¿Qué piensas del ciclo menstrual?, ¿lo disfrutas o te causa alguna molestia?, ¿cambiarías algo con respecto a este tema?

Esto de la menstruación, de pasar por este periodo puede ser una etapa que aprendas a amar o que te veas en la necesidad de que tengas que vivirla; por el simple hecho de ser mujer y es parte de la vida. A continuación te voy a compartir unos puntos importantes de aprender a amar este hermoso proceso de la mujer. Comprender todo lo que está involucrado detrás, mientras y después del ciclo menstrual y consejos por si tienes cólicos o algunas incomodidades físicas en esos días.

 

Primer punto: es conveniente que lleves un registro de tu periodo. Yo lo llevo en una libreta y en una hoja para anotaciones mensuales. Es decir en una hoja anoto el mes, el año y el primer día que empieza mi ciclo; así como puntos generales del sangrado o si hay molestias. Ya en la libreta soy más específica; también agradezco y honro este hermoso comienzo de mi periodo lunar; ya que sé que mi cuerpo está llevando un funcionamiento perfecto adentro. Por lo que te invito a empezar a llevar tu registro por si aún no lo haces. Esto te ayuda también para tratar de programar tus actividades anteriormente y  que estos días sean de especial cuidado y apapacho para ti. Algunas personas pueden confundir estos malestares con: enojo, irritación, que se desesperan fácilmente y pueden llegar a explotar. Sólo hay que entender al cuerpo, las emociones y realizar actos de ayuda.

 

Segundo punto. ¿Cómo ayudar si hay dolores en estos días? Te aconsejo que días antes trates de cuidar tu alimentación; es decir: evitar comida con mucha grasa, mucho chocolate, dulces o frituras, refresco o bebidas muy azucaradas. ¿Por qué? Porque tu cuerpo se está preparando para una fase de depuración y requiere de más apoyo de tu parte. Por lo que te pide alimentos más simples; no tan cocinados, ni procesados y mucha agua o algunos tés que puedan relajar tu vientre. Recuerda que son un equipo: tu cuerpo es un templo sagrado que sólo te pertenece a ti y depende de ti lo que introduzcas en él. Tu cuerpo te responderá de la forma en cómo lo trates; tú lo cuidas, él te responderá de la misma manera.

Tercer punto. A lo mejor has escuchado las 2 versiones de hacer ejercicio en tu periodo menstrual o no hacer ejercicio. Algunos pueden decir que no hacer ejercicio, sólo descansar y otros que sigas con tu rutina normal. Por lo que te podrás estar preguntando: ¿a quién le hago caso?  Y la respuesta la tienes tú; es decir, lo que tu cuerpo te pida. Es como la comida, en esos días tu cuerpo te dice qué alimentos requiere, es lo mismo que con el ejercicio. Yo practico lo que es yoga ya por algunos años y eso me ayudó mucho para reducir los cólicos que yo solía presentar en mi periodo menstrual. Por lo que algunos días mi cuerpo si me pide hacer mi rutina de yoga y puede haber otros días en que me pide que le disminuya la intensidad. Eso mismo te aconsejo que escuches lo que te pide tu cuerpo.

 

Cuarto punto. Apapacha a tu cuerpo y a ti. Sí, así como lo estás leyendo. Estos días son tan especiales que trata de bajar el ritmo de tu rutina normal para realizar actividades que te relajen y te mantengas con paz en tu alma y en tu día.  Son días con cambios hormonales por eso te puedes sentir más sensible, con ganas de llorar, de recostarte y trata de hacerlo. Por eso en puntos anteriores te aconsejé lo de programar tus actividades; precisamente para que en estos días del mes puedas únicamente escuchar a tu cuerpo y hacer lo que te pide. A lo mejor puedes escribir tus emociones, leer poesía o escribirla; es tan maravilloso el proceso de escribir: ya que dejas que vuele tu imaginación y tu esencia se puede expresar más fácilmente. Te invito a que lo puedas realizar.

Cuida de ti, de tu cuerpo y de estos hermosos días de reencuentro con tu más pura y bella naturaleza.

 

 

“Para ti: mi amado ciclo lunar”

Gracias amada naturaleza .

 

Gracias hermoso proceso de purificación y limpieza

porque eres una maquinaria tan perfecta que

cada determinados días llevas a cabo tu obra

maestra de sanación interior.

Bendigo a todas mis compañeras de ciclo menstrual,

porque aunque estemos lejos, estos días nos une

el ciclo perfecto de la naturaleza.

Gracias porque cuando yo me limpio, me sano y me purifico

también mis hermanas de la naturaleza lo hacen.

Todas estamos unidas por un lazo tan delgado y tan fuerte a la vez

que en nuestro ciclo lunar lo hacemos más fuerte con nuestras emociones.

 

Yeymi : Terapeuta transpersonal y Coach en cambio de hábitos.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *