Aprende a ser tu propia maestra

Aprende a ser tu propia maestra

Aprende a ser tu propia maestra

Es bien sabido que el papel de un coach, de un mentor, de un terapeuta o de otra persona profesional que te apoye a ver tu situación con otra perspectiva es de suma importancia para que tu vida sea mejor dirigida. Pero también es indispensable que Tú misma aprendas a ser tu propia maestra, tus propios ojos que vean tu comportamiento como si te salieras de la escena y lo vieras de lejos. Esto te ayuda a ser tu mejor crítica (ojo: no para recriminarte o martirizarte por acciones que no te gustaron como actuaste); más bien para que tú puedas aprender de tus mismos comportamientos y que puedes mejorar en otra ocasión.

A continuación te comparto algunos ejemplos que puedes realizar en tu rutina del día al día:

  • Durante un día trata de analizar algunos de los pensamientos que pasan por tu cabeza (es decir; ¿cuáles son los más recurrentes?, ¿me preocupa la situación que estamos viviendo, mi propia situación?; ¿en qué piensas la mayor parte de tu día?

Una vez que hayas identificado la mayoría de tus pensamientos puedes pasar a escribirlos en tu cuaderno para que ya no te sigan atormentando y puedas estar un poco más tranquila. Los puedes trabajar así:

  • Ejemplo: me preocupa la situación en mi trabajo(a lo mejor lo puedo perder). Vas a escribir los pensamientos y después escribir las acciones que tú estás realizando para que ayude a esta situación de preocupación:

Yo sé que estoy dando lo mejor de mí en mi trabajo y en todas las actividades que realizo

Trato de ser tolerante con todos mis compañeros y personas relacionas en mi trabajo.

Sigo preparándome para conocer más de mi área y convertirme en un activo valioso para mi trabajo.

Respeto las horas del trabajo (es decir llegas temprano, asistes a las reuniones o juntas laborales, compartes tu opinión que sabes que es de beneficio para el trabajo, propones ideas para la mejora de todos…).

 

Estas frases que te acabo de compartir son ejemplo de AFORMACIONES que son frases que ayuda a la parte racional para que tu mente se lo crea y te ayude a estar más tranquila en alguna situación preocupante. Por supuesto que TÚ también estás realizando estas acciones porque de esta forma sólo hay coherencia y la vida te podrá ayudar más. Y tú realizas tus propias AFORMACIONES dependiendo del tema que esté latente en tu vida en estos momentos.

Esta es una práctica que puedes realizar para que vayas aprendiendo a auto-observarte y realizar acciones para ayudar en tu vida y que reine más la tranquilad que el caos. Y ya cuando estés en compañía de algún profesional como lo menciono al inicio de este artículo le podrás compartir tus observaciones de ti misma y tendrás un mejor enfoque con su ayuda y con su percepción.

RECUERDA QUE TÚ ERES TU MEJOR GUIA  Y APOYO

Aprende a seleccionar tus pensamientos.

 

 

 

 

 



2 thoughts on “Aprende a ser tu propia maestra”

  • Nunca me había puesto a pensar en qué pienso la mayor parte de mi día, me gusta mucho la propuesta del ejercicio y también me asusta darme cuenta de lo que encontraré…tal vez sólo negatividad, o tal vez sólo obsesiones y apegos al pasado ¡qué bueno que ya estoy en terapia contigo!

    • ¡Hola Geovanna! Algunas veces es importante ver qué está pasando por la cabeza para precisamente vaciarla y que no te llegué a perturbar más de lo normal. Un gusto acompañarte en este camino tan hermoso de crecimiento. ¡Saludos!

Responder a Yeymi Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *